Las 7 Características de un Buen Jingle

as por el tránsito escuchando tu estación favorita y de pronto una melodía pegajosa suena en el fondo, tratamos de evadirla pero cuando menos lo piensas, ya la estas “tarareando”.

No es una canción de tu artista favorito, es un jingle. Estas miniproducciones que usualmente duran 30 segundos tienen una estructura similar a una canción, pero no lo son.

¿Por qué importa que sea buen jingle?

La música sigue siendo una de las mejores herramientas de persuasión masiva y las grandes marcas al rededor del mundo la siguen usando en forma de Jingles o Audiologos , tal como se ha hecho desde hace mas de 70 años.

Un buen jingle le da valor a una marca. Además, un buen jingle perdurará y será un valor que se multiplique con el tiempo. Pero más allá de qué es lo que se considera un buen jingle debemos admitir qué NO es un buen jingle:

la respuesta es simple, aquel trabajo en audio que no brinda ningún valor a la marca, que pasa desapercibido o que confunde al cliente, que le brinda una información equivocada.

  • El espacio al aire en la radio es una inversión considerable. Ahora con Spotify y Deezer también podemos pautar anuncios de audio cortos y tampoco es barato.
  • Tantos canales nuevos para pautar significa que estamos compitiendo por la atención de los escuchas con las grandes producciones musicales de todos los tiempos.
  • Hacer un buen jingle es imprescindible para lograr los resultados esperados y obtener un buen retorno de inversión.
  • Si las personas aman tu jingle lo recordarán y cantarán inevitablemente, llevándose tu marca con ellos y tendrán tus productos o servicios en su top of mind.
  • Un buen jingle hace de un pauta baja una campaña agresiva y te hará sonar grande a bajo costo.
  • Un jingle memorable supera las expectativas en retorno de inversión. En cambio un mal jingle no sólo pasará desapercibido, sino en el peor de los escenarios, podría hacerte sonar mal y de baja calidad.

Características que hacen un buen Jingle Publicitario

Hicimos un análisis de mas de 50 jingles publicitarios de diversas partes del mundo, incluyendo EEUU. Estos anuncios los hemos determinado como “buenos” no sólo por su calidad musical, sino por los resultados logrados.

1. Calidad Musical

Como diría el genio musical Duke Ellington: “Hay dos tipos de música, la Buena y la Mala”

El gusto por ciertos tipos de melodías, intervalos, armonías, modulaciones o ritmos es totalmente subjetivo. Es decir que no a todos nos van a encantar ciertos motivos musicales, pero la gran mayoría de personas podría reconocer si dicho motivo “está desafinado” o “está fuera de tiempo”.

La naturaleza no miente, vemos las proporciones, la belleza y la armonía de todo en la naturaleza y lo disfrutamos. De esta misma manera podemos reconocer cuando algo no está bien en la música.

Casi como intuitivamente, podemos saber cuando la música no está bien.

La calidad musical es un factor innegable porque hasta un niño podría hacer muecas de desagrado al escuchar cantantes desafinados, baterías fuera de tiempo o instrumentos que interpretan fuera de la escala tonal.

Entonces, ¿Cómo saber si la “calidad musical” de mi jingle es suficiente? la mejor manera es contratando profesionales de la música y que tengan experiencia comprobada en hacer arreglos y grabar música de manera correcta.

La otra forma es haciendo un focus group, pero puedes evitarte el gasto usando tu mejor criterio, tu gusto musical.

La calidad musical de un jingle es el primer filtro. Pero no es suficiente.

Existen muchos jingles hechos magistralmente pero desgraciadamente pasan desapercibidos en una programación normal. Por eso, es importante considerar el segundo factor. Este, seguramente no se te olvidará:

2. Que sean Memorables (fáciles de recordar)

Con tantas distracciones visuales y tanto bombardeo de mensajes por todos lados, es difícil mantener la atención.

Esto también aplica para lo auditivo. La música que escuchamos en la radio compite por la atención de los oyentes y suelen ser canciones cargadas de elementos memorables y muy pegajosos al oído del oyente promedio.

La mayoría de canciones en el top 10 de la radio hoy son bailables, alegres, llenas de “Ganchos” o “Hooks” , con ritmos hipnóticos, son fáciles de cantar y difíciles de olvidar.

También tienen su propia distinción. Cada tema debe sobresalir usando ritmos y formulas parecidas, pero deben tener alguna palabra, frase, sonido, o un “toque” que las distinga de las demás.

Puedo mencionar cientos de referencias, pero basta con ver el top 100 latino de Billboard para hacer un análisis del por qué son tan memorables esas canciones.

Las modas pasan rápidamente en la música actual. Pero se mantienen ciertas “formulas” que hacen que las canciones sean inolvidables y como dicen en inglés nos infecten con ese “ear worm” o gusano de oído.

¿Y qué hace que un jingle sea pegajoso? que tenga todas estas características y que sea notorio dentro de la programación actual.

Si pautas en Deezer o Spotify entonces no sabrás qué tipo de música está escuchando tu cliente potencial, por eso, también un buen “copy” o texto será tu mejor aliado para que a nadie se le olvide tu comercial.

3. Que identifiquen BIEN a la marca

De poco sirve si el anuncio que pautas suena bien, es memorable pero no contribuye al “branding sonoro” que buscamos.

El objetivo es mencionar con claridad el nombre de la marca y otros “call to action” o llamados de acción tales como números de teléfono, página web, dirección física etc.

¿Cuántas veces se debe mencionar el nombre de la marca? Cuantas veces sea posible sin que aburra, moleste o que suene muy evidentemente comercial.https://www.youtube.com/embed/MEYjaxTiH6U

Un jingle es música y la música es entretenimiento. Nadie quiere escuchar tu “pitch de ventas” 100 veces en el auto. Todos queremos oír algo que nos guste y la marca puede salir beneficiada si se ubica en el lugar perfecto del jingle.

Otros publicistas han hecho del slogan de la marca un distintivo importante y les ha funcionado bien. Todo es válido en cuanto la música sea bien utilizada y que las palabras encuentren su lugar perfecto en la melodía.

4. Que sean persuasivos y convincentes

Las palabras precisas venden, pero acompañadas de una música perfecta venden más y por mas tiempo. Este factor es importante porque tiene que ver con la coherencia entre la letra (el copywriting) del anuncio y el sonido del jingle.

También aquí´podemos mencionar el “estilo musical” , el tono de la voz, las palabras utilizadas y otros factores para determinar que el jingle está dirigido al grupo objetivo.

No puedes convencer a un grupo de personas que gustan del jazz y la música de los años 50s con un electro pop o un reggaetón rapeado.

La melodía aquí también juega un papel crucial porque hay que considerar evitar los “clichés” no sólo en la letra, sino en la música también. No podemos terminar un jingle serio para una funeraria con un “tan-tan” o no podemos aplicar los sonidos infantiles a un anuncio de algún producto de belleza.

Esto es más de sentido común, pero increíblemente, aún hemos escuchado jingles que fallan en convencernos de lo que dicen.

Los humanos somos seres sentimentales y necesitamos “conectar” para que nos guste o nos enamore una marca. Esta siguiente característica te va a encantar, o la vas a odiar:

5. Que apelen a los sentimientos

Utilizar el “audio sweetening” que utilizan muchas películas en momentos donde usualmente se nos rompe el corazón con una escena muy emotiva, es apelar a los sentimientos.

Pero también un Rock clásico de AC/DC nos llena de emociones fuertes y deseos de libertad.

Quizás una melodía dulce, como las baladas de Air Supply o la voz de Karen Carpenter nos traerá inevitablemente los más dulces sentimientos a flor de piel.

Si llegamos a provocar un buen sentimiento en el oyente, hemos ganado su corazón, su atención y querrá escuchar tu jingle una vez más. Aunque sea un jingle de detergente o de cerveza, qué más da. Le trae un buen “feeling”.

Por esa razón, muchas marcas en Europa y EEUU licencian canciones ya famosas y las usan en la publicidad para capturar y vincular esas emociones con la marca.

El problema es que es demasiado caro para la mayoría de marcas en Latinoamérica.

6. Estilo, Tono y Velocidad adecuada

Esto es una mezcla del primer factor con el cuarto. Pero quizás es un detalle más técnico que se le escapa a la mayoría de proveedores de Jingles.
El Tono de la canción es importante cuidarlo porque varía el sonido de la voz del cantante o del locutor.
Aspectos como la velocidad (BPM) del jingle también ayudarán a llegar a un mercado objetivo.

Pero el estilo musical define mucho más que el sonido final.  

Muchos anuncios pueden sonar atemporales y ser pautados en el 2022 como lo fueron en 1988. Todo porque la calidad es adecuada y el estilo es tan amable con las modas que no tiene límites temporales.
Esto también se logra utilizando los sonidos correctos y que no suenen a una época definida, sino que hagan parecer que el jingle fue hecho con elementos que no están dentro de una moda.

7. Que sean creativos, auténticos y originales

Este es el último y más importante de los factores.  La originalidad y autenticidad son cómplices de los mejores jingles de la historia.
Permite que la creatividad fluya y procura ser diferente. Nadie gusta de una copia evidente.

A todos nos gustan las ideas frescas y diferentes.

Conclusiones

Seguramente los Jingles que marcarán la historia serán los más auténticos y que rompan todos los esquemas ya establecidos. ¿Quien sabe? Quizás que rompan también todas estas reglas.

La forma en que consumimos música ha cambiado y los jingles que ahora se consumen en Deezer o Spotify son totalmente diferentes.  El concepto es el mismo pero la forma debe adaptarse a cómo las nuevas generaciones se entretienen.

El oyente también ha evolucionado y muchos han migrado de la radio a estas plataformas de streaming y realmente están cansados de ser bombardeados con publicidad.  

Entonces, ¿Que valor adicional podemos proveerles?

La clave está en la calidad de los jingles y que sean entretenidos.

Si tu anuncio está dando valor al escucha, si es agradable a su oído o simplemente le haces reír o sonreír, ya le ganaste.   Las nuevas oportunidades sólo son para aquellos que quieran evolucionar con la tecnología, si no, veámos el caso Netflix vrs. Blockbuster.  O los Taxis vrs. Uber.

Deja un comentario